It's time for an update

You've been using your good friend IE for quite some time now. It has been a reliable companion for probably the last 20 years.

Unfortunately, due to technology constantly evolving, we would like to kindly ask you to update your browser to one of your liking from the ones listed below. This will ensure that you're going to have good time on our site. Actually, any site really.

Farewell, Internet Explorer.

¿Qué es la temperatura de flujo?

Niños jugando en el suelo

Qué vas a encontrar aquí:

  • Por qué es importante la temperatura de impulsión
  • Configuración óptima de la temperatura de impulsión
  • Definición de temperatura de impulsión

Tiempo de lectura 04 min

Por qué es importante la temperatura de impulsión Una guía útil y sencilla para usuarios.

Una vez que el sistema de calefacción está en funcionamiento, es tentador sentarse y dejar que haga su trabajo. Pero debes asegurarte de que tu hogar sea acogedor y confortable y de que tu sistema de calefacción se comporte de la forma más eficiente posible desde el punto de vista energético. Aquí es donde entra en juego la llamada temperatura de impulsión. Desempeña un papel importante a la hora de determinar si una casa o un piso se calientan de forma óptima. Vamos a explicarle algunos puntos básicos.

Mujer sentada en un sofá con su smartphone

¿Cuál es la temperatura de flujo ?

Como sugiere la palabra, "caudal" se refiere al agua (u otro medio de transferencia de calor) que fluye por las tuberías de un sistema de calefacción de camino a los radiadores o suelo radiante. En el intercambiador de calor, el agua alcanza una temperatura determinada, denominada temperatura de impulsión, antes de introducirse en el circuito de calefacción y llegar a las superficies calefactoras. El ajuste correcto no sólo garantiza que tu hogar alcance la temperatura ambiente deseada, sino que también le permite aprovechar todo el potencial de ahorro energético de tu sistema.

En pocas palabras, cuanto mayor es la temperatura de impulsión, más energía se gasta y, por tanto, mayores son los costes energéticos. Pero, por supuesto, las cosas nunca son tan sencillas. Influyen varios factores, como el tipo de sistema de calefacción, la superficie de calefacción, el aislamiento de la vivienda y, por último, la temperatura exterior.

Configuración óptima Alcanzar el rendimiento ideal.

La temperatura óptima de circulación depende de varios factores.

- Las viviendas mal aisladas dejan escapar el calor, lo que requiere una temperatura de impulsión más elevada. Si tu vivienda tiene doble acristalamiento y un buen aislamiento se escapa menos calor y se necesita una temperatura de impulsión más baja.

- El tipo y la superficie de las superficies de calefacción. Los radiadores, sobre todo los antiguos, necesitan temperaturas de impulsión más altas. En cambio, la calefacción por suelo radiante puede funcionar con temperaturas de impulsión mucho más bajas.

- Las distintas tecnologías de calefacción funcionan con temperaturas de caudal diferentes: una bomba de calor Vaillant moderna, por ejemplo, necesita temperaturas de caudal más bajas.

- Tus necesidades individuales: Si deseas mantener una temperatura más alta en sus estancias, mayor deberá ser la temperatura de impulsión, y mayor será el consumo de energía. Basta con subir o bajar un grado la temperatura para notar la diferencia en la factura de la luz.

Cómo ahorrar energía con la curva perfecta

La temperatura óptima de circulación no es un valor constante. En el interior de una vivienda puede variar considerablemente en función de la estación del año. Sobre todo si una casa es antigua y está mal aislada, pueden esperarse fluctuaciones en la temperatura de impulsión. La razón es obvia: en invierno, la baja temperatura exterior acelera la pérdida de calor, lo que exige una mayor temperatura de impulsión para compensar. Durante los meses más cálidos, ocurre lo contrario, lo que da lugar a una temperatura de impulsión más baja. Esta relación se expresa con la ayuda de la llamada curva de calefacción. Una curva de calefacción ofrece una imagen precisa de la interacción entre la temperatura de impulsión y la temperatura exterior, mucho más precisa que utilizar las temperaturas interiores como guía. Esta curva proporciona una valiosa orientación a la hora de mejorar la eficiencia de un sistema de calefacción Vaillant durante todo el año.

Se traza una curva de calentamiento en la que el eje X indica la temperatura exterior y el eje Y la temperatura de impulsión. Cuanto mayor sea la pendiente de la curva, mayor deberá ser la temperatura de impulsión en relación con la temperatura exterior.

Dado que en la lectura correcta de una curva de calefacción intervienen diversos factores -el tipo de sistema de calefacción de la vivienda, el grado de aislamiento de la misma, así como la superficie de la calefacción-, ésta debe ser realizada por un experto. En Vaillant te recomendamos que pidas a un instalador que realice los cálculos y ajustes necesarios.

Ajustar el sistema a la perfección es un acto de equilibrio.

Antes de establecer y ajustar la curva de calefacción, es necesario dar un paso importante: el equilibrado hidráulico. Que no te engañe el nombre: lo que hace el equilibrado hidráulico es eliminar los procesos ineficaces del sistema de calefacción. Tal vez has notado que tus radiadores hacen ruidos extraños -siseos o gorgoteos- o que no están todos a la misma temperatura. Puede que una habitación sea agradable y acogedora, pero la habitación de al lado esté bastante fría, a pesar de que los radiadores estén encendidos o la calefacción por suelo radiante en marcha. El resultado es un consumo significativamente mayor de calefacción y electricidad.

En pocas palabras, un sistema de calefacción alimenta diferentes radiadores y/o suelos radiantes, la mayoría de los cuales tienen diferentes resistencias en el circuito y todos requieren diferentes cantidades de agua. El sistema tiene que estar equilibrado para suministrar exactamente la cantidad de agua necesaria para su funcionamiento.

Ahí es donde entran en juego el equilibrado hidráulico y el instalador. El instalador se asegura de que cada superficie de calefacción reciba la cantidad de agua que necesita y ajusta la presión del agua en consecuencia. Los datos obtenidos durante el equilibrado hidráulico ayudan al instalador a determinar la temperatura de impulsión correcta y a sacar el máximo partido de tu sistema de calefacción Vaillant.

sistema de bomba de calor

¿Qué temperatura de impulsión es ideal para las bombas de calor?

Una temperatura de impulsión baja y las bombas de calor van perfectamente de la mano. Porque las bombas de calor, en particular, se benefician de una temperatura de impulsión más baja, ya que mejora la relación entre la energía ambiental y la electricidad. Para disfrutar de un confort de calefacción óptimo incluso a una temperatura de impulsión más baja, necesitas radiadores con una superficie mayor. Por eso son especialmente adecuados los sistemas de calefacción por suelo radiante.

¿Quieres saber más?

FAQs Preguntas más frecuentes sobre la temperatura de impulsión

  • 1. ¿Por qué es tan importante ajustar correctamente la temperatura de impulsión?

    Una temperatura de impulsión correctamente ajustada mantiene tu casa acogedora y cálida y reduce los costes de calefacción. Si se ajusta a una temperatura demasiado baja, la casa resultará demasiado fría para el confort; si se ajusta a una temperatura demasiado alta, el resultado se reflejará en la factura de la luz.

  • 2. ¿Cómo se relaciona el caudal con las temperaturas exteriores?

    Especialmente en edificios antiguos y mal aislados, las temperaturas exteriores más frías provocan una pérdida de calor más rápida. Esto debe compensarse con una mayor temperatura de impulsión. En verano, la temperatura de impulsión puede reducirse.

  • 3. ¿Puedo ajustar yo mismo la temperatura de impulsión?

    Aquí es donde debe confiar en un experto. Para todos los sistemas de calefacción Vaillant, recomendamos pedir a un instalador que determine la temperatura de impulsión óptima. Si bien es posible ajustar la configuración del sistema de calefacción por ti mismo, es difícil hacerlo correctamente.

  • 4. ¿Cómo se relacionan la temperatura del caudal y el equilibrado hidráulico?

    El equilibrado hidráulico garantiza que cada superficie de calefacción reciba la cantidad de agua que necesita y ajusta la presión del agua en consecuencia. Los radiadores se calientan de manera uniforme, manteniendo el consumo de energía al mínimo. Los datos determinados durante el equilibrado hidráulico ayudan al instalador a determinar la temperatura de impulsión correcta.

  • 5. ¿Qué importancia tiene la curva de calentamiento?

    Una curva de calefacción ofrece una imagen precisa de la interacción entre la temperatura de impulsión y la temperatura exterior. Su aplicación técnica por parte de un instalador cualificado mejora la eficiencia energética y económica de tu sistema de calefacción Vaillant durante todo el año.

  • 6. ¿Qué más puedo hacer para aumentar la eficiencia de mi sistema de calefacción?

    Cuando tu sistema de calefacción está en funcionamiento durante un largo periodo de tiempo, pueden acumularse burbujas de aire en los radiadores, lo que dificulta la circulación del agua caliente de la calefacción. Si empiezan a borbotear, ya sabe que es hora de purgarlos. Descubre cómo