Energía solar

El sol es una fuente de energía casi inagotable en cantidades ilimitadas. Irradia 960 billones de kilovatios por hora a la superficie de la tierra cada día. Teóricamente, esta cantidad de energía, podría satisfacer las necesidades energéticas de todo el mundo durante 180 años.

La energía solar se utiliza actualmente en viviendas particulares de dos maneras diferentes:

La energía solar térmica se usa para calentar el agua de la vivienda y como apoyo para la calefacción.

El efecto fotovoltaico de la luz solar es aprovechado por las células de los paneles solares para producir directamente electricidad a partir de la luz solar.

Ventajas de la energía solar

  • Fuente energética inagotable
  • Es gratis
  • No emite CO2
  • Puede ser integrada en instalaciones ya existentes
  • Te verás menos afectado por las fluctuaciones de los precios en los mercados de materias primas

Condiciones que debe cumplir tu hogar

  • Superficie necesaria para los paneles solares
  • Los paneles han de estar orientados hacia el sur en la medida de lo posible
  • Un sistema de calefacción ampliable

La energía solar térmica reduce tus gastos

Los paneles solares convierten la energía solar en calor. Los paneles que actualmente podemos encontrar en el mercadoconvierten más del 95% de la luz solar en energía. En los tubos de vacío del colector se encuentra integrado un espejo que concentra la luz del sol. Estos tubos logran una alta eficiencia incluso tanto en condiciones de luz difusa como los días nublados.

Después de que la energía solar sea convertida en los captadores, el calor es transferido mediante un fluido al depósito de agua caliente del edificio. Un intercambiador de calor transfiere la energía del fluido al agua del tanque. Desde ahí, puede ser utilizada para las necesidades del usuario incluso si el sol no brilla.

Con un sistema solar térmico puedes ahorrar un 65% del coste energético para calentar el agua.