Buscar

¿Qué es un regulador de temperatura?

En sistemas cerrados, los reguladores de temperatura se utilizan para controlar la temperatura de radiadores, unidades de refrigeración y otros dispositivos que funcionan con calefacción o refrigeración. Los reguladores de temperatura, también llamados termostatos, están disponibles como mecánicos con una escala del símbolo del copo de nieve al 5 y versiones electrónicas que permiten una determinación precisa del grado.

Un sensor de temperatura es la parte del regulador de temperatura que mide la temperatura real. Los sensores de temperatura mecánicos consisten en materiales que se contraen o expanden cuando cambia la temperatura. Los sensores de temperatura eléctricos funcionan con sensores que transmiten los datos a una microcomputadora y regulan la válvula con un motor. El regulador de temperatura compara el valor real determinado por el sensor de temperatura con el valor deseado (valor de control). Si hay una diferencia (valor de control), la temperatura se corrige en consecuencia por el actuador del regulador de temperatura.

En los sistemas de calefacción, los reguladores de temperatura se pueden instalar en varios lugares para controlar la temperatura y no solo en los radiadores. La temperatura de un generador de calor, como una caldera, se controla mediante un regulador de temperatura en forma de limitador de temperatura de seguridad para garantizar que no se supere la temperatura máxima.



Volver al glosario