Buscar

¿Qué es un horno?

Los hornos son el componente más importante de los sistemas de calefacción y agua caliente que no dependen exclusivamente de bombas de calor o energía solar térmica. Sin embargo, se pueden combinar con sistemas de energía renovable. En los hornos, que suelen estar ubicados en la sala de calderas, se queman combustibles como el aceite, el gas natural o sólidos como el pellet para aprovechar la energía térmica para la calefacción y producción de agua caliente.

En los hornos convencionales, la energía térmica producida por la combustión se mantiene constante en todo momento. Un intercambiador de calor transfiere la energía térmica al agua de calefacción, que alimenta los radiadores a través de un sistema de tuberías. Los gases de escape producidos se descargan a través de la chimenea.

Los hornos de baja temperatura funcionan con el mismo principio básico, pero bajan la temperatura cuando no se necesita energía. Los hornos de condensación son la última tecnología y el estándar moderno. También utilizan la energía almacenada en el vapor de agua de los gases de escape en forma de calor de condensación. En comparación con los hornos básicos y de baja temperatura, tienen una mayor eficiencia energética, menores emisiones de CO2 y reducen los costos de calefacción.



Volver al glosario