Buscar

¿Qué es el fluido del colector solar?

El fluido del colector solar es un medio portador que consiste en una mezcla de agua y propilenglicol en el circuito solar de un sistema solar térmico. Solo en sistemas solares térmicos con colectores de aire no se utiliza fluido solar.

El fluido solar se calienta con energía solar y fluye a través de los colectores solares hasta el tanque de almacenamiento de calor, donde los intercambiadores de calor transfieren la energía a la calefacción y al agua de servicio. El fluido solar enfriado regresa a los colectores solares y se calienta de nuevo.

Para que el fluido solar fluya bien, debe poder soportar temperaturas bajo cero y altas temperaturas. Es por eso que se ha establecido una mezcla de agua y glicol con una proporción de mezcla de alrededor del 50% para su uso como líquido colector solar, a veces complementado con agentes de protección contra la corrosión. Un tanque colector absorbe el vapor del fluido solar para proteger el sistema térmico solar si la presión aumenta demasiado debido a temperaturas extremadamente altas. En algunos sistemas solares térmicos, el fluido solar también se drena automáticamente a temperaturas extremadamente bajas. Las comprobaciones anuales del fluido solar garantizan un funcionamiento y una protección adecuados. Si el fluido solar se vuelve turbio, es hora de reemplazarlo, que suele ser después de unos cinco años.



Volver al glosario