El logo Vaillant

Una liebre saliendo de un huevo de Pascua simboliza el éxito de una gran compañía.

Remscheid, domingo de Pascua de 1899. Mientras sus hijos jugaban, Johann Vaillant ojeaba la revista “Alte und Neue Welt” (“Antiguo y nuevo mundo”). Entonces, se encontró con una imagen curiosa: una liebre saliendo de un huevo.

Gnomos de mejillas sonrosadas y tiernos animales maravillándose del milagro del huevo. Johann Vaillant queda fascinado por la escena y decide comprar tanto la imagen como sus derechos. Para Vaillant, esto marca el inicio de la gran historia de su exitosa marca.

Un diseño claramente diferenciador

La liebre en el huevo, otorgó a Vaillant un perfil muy distintivo desde el primer día hasta este momento. Desde 1899, el icono ha acompañado a todos los productos, catálogos y folletos de la compañía con sede en Remscheid. En unos pocos años, la reputación de Vaillant se extendió por todo Alemania y también más allá de sus fronteras.

El primer director de publicidad de Vaillant

En la década de 1920, cuando la necesidad del diseño comenzó a ser más demandado, Vaillant contrató a su primer encargado de publicidad, una decisión que cambiaría el futuro de la empresa para siempre. Desde entonces la imagen de la empresa se promovió de manera uniforme y profesional. El logotipo se modificó y el diseño de los productos se adaptó a las necesidades arquitectónicas de la época. La marca fue rediseñada por primera vez.

Nace el prototipo del logotipo

Vaillant dió a su logo líneas y contornos definidos. “La liebre en el huevo” sigue siendo el tema central, pero la palabra “Vaillant” se añadió al logotipo. Al combinar texto e imagen, la identificación de la marca se vio reforzada. El resto de rediseños posteriores se han basado en el diseño de Lober, el cual recuerda mucho al original.

El conejo se convierte en un dibujo animado y conquista el corazón de la gente

En 1935, la liebre adopta un nuevo papel. En el folleto promocional "Eine königliche Hasengeschichte" (Un cuento de una liebre real), ésta abandona su huevo y viaja a lo largo de la historia mundial y del logo para convencer a la burguesía de los beneficios de un baño caliente.

En la década de los 70, Vaillant volvió a cosechar un gran éxito gracias a esta divertida forma de interactuar con su logo. Se creó un nuevo dibujo animado que consiguió rápidamente un gran número de seguidores. Su popularidad perdura todavía.

Energía, fuerza y aptitud

En 1953, el logo de Vaillant cambia temporalmente: la palabra “Gayser” se añade al texto en un intento de unir la tecnología Geyser al nombre de Vaillant. Desde 1905, Vaillant ha dominado el mercado de las calderas murales con el término registrado “Geyser”.

Pocos años después, se añadió al huevo una caja alrededor para expresar poder, fuerza y aptitud.

El huevo de Colón

Más tarde, un nuevo elemento se incluye en el diseño: la sombra de color verde que hace inconfundible el logotipo, tal y como han demostrado las encuestas realizadas. Muchos alemanes saben que la liebre de Vaillant pertenece a una compañía con sede en Renania del Norte-Westfalia. Por otro lado, más del 70% de los alemanes han oído hablar de Vaillant. En Austria y Holanda, la imagen de la marca obtiene resultados similares.

Así que para la compañía, la decisión de Johann Vaillant de registrar la liebre como una marca en 1899, se convirtió en un “huevo de Colón”.